Cocina con corazón » Aperitivos

Por Mayte Rodríguez

Posts en la categoría 'Aperitivos'

22 de junio de 2017

Cócteles. Tragos con glamour

 

No es lo mismo “tomar algo” que “tomar un cóctel” ¡Dónde va a parar! El cóctel destila glamour, es mucho más chic; para tomar una cerveza uno se pone cualquier cosa y para tomar un cóctel…. Te pones el tacón y te pintas un poco más el ojo.

Bromas aparte, lo cierto es que el mundo de la coctelería tiene un lenguaje propio; un buen anfitrión tiene que surtirse de una coctelera, diferentes tipos de copas para servir y accesorios para adornar y acompañar nuestra creación más o menos alcohólica.

Porque no todos los cócteles tienen por qué llevar alcohol, ni tan siquiera todos los clásicos lo llevan; a mí me gusta especialmente el San Francisco, hecho a base de zumos de frutas.

Además de aportar un toque de sofisticación a cualquier reunión, ser una excusa perfecta para que tus amigos vengan a pasar una velada inigualable, el universo de los cócteles está intimamente unido al del cine y las series de televisión.

Al igual que muchas chicas de mi generación, me confieso muy fan de Sarah Jessica Parker y sus amigas de “Sexo en Nueva York”, si pienso en ellas, irremediablemente veo uno de los estilismos de Carrie y una ronda de Cosmopolitan para todas, o casi. El Cosmopolitan (aparte de una estupenda revista) es un cóctel elaborado a base de vodka, Cointreau, zumo de lima y arándanos… delicioso, y muy “posh”.

‘Cocktail’, la película donde Tom Cruise era un prodigio de la barra y movía la coctelera como nadie…. El cóctel de champagne de ‘Casablanca…’ y tantos otros que forman parte de la memoria colectiva.

Esta semana prepararemos dos cócteles, uno con y otro sin alcohol, para que todos disfrutemos de nuestro particular momento de glamour, compartido sólo con los que más quieres. Los integrantes del club privado los seleccionas tú

MOJITO DE PIÑA Y COCO

Ingredientes:

  • 1 dl de leche de coco
  • 0,5 dl de ron
  • 3 rodajas de piña en almíbar
  • 2 dl de soda
  • 4 limas
  • Menta fresca
  • Hielo picado

Preparación:

1. Haz zumo de dos limas y corta en rodajas las otras dos. Reparte las rodajas en cuatro jarritas o copas y pon en cada uno tres hojas de menta.

2. Pon en el vaso de la batidora el almíbar de la piña, una rodaja de piña, el ron y la leche de coco. Tritúralo todo con la batidora y reparte la mezcla entre las jarras (si quedan hebras de la piña, cuélalo antes).

3. Pon el hielo picado en las jarras, corta otras dos rodajas de piña en trozos pequeños y reparte en los vasos. Termina de rellenar los vasos con la soda y sirve.

Sirve con más perejil picado y unas rodajas de limón.

Y para los que no toman alcohol:

CÓCTEL DE ARÁNDANOS Y BEBIDA ENERGÉTICA

 

Ingredientes:

  • 250 g de arándanos
  • 1 cucharada de azúcar
  • 400 g de piña
  • 3 dl de bebida isotónica azul
  • Hielo picado

Preparación:

1.- Coloca los arándanos en el vaso de la batidora con el azúcar. Tritura y pasa el resultado por el pasapurés. Reserva.

2.- Reparte los arándanos en 4 vasos anchos y cúbrelo con hielo picado.

3.- Tritura la piña con la batidora, cuela el resultado y ponlo encima del hielo despacio para evitar que se mezcle con los arándanos. Termina de rellenas los vasos con una bebida isotónica de color azul.

¿A que queda espectacular?

Espero que disfrutéis de los cócteles y de la compañía. ¡Hasta la semana que viene!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

25 de mayo de 2017

Bebidas frías y muy sanas

 

El calor ha llegado. Aunque el calendario nos indique que aún estamos en primavera, lo cierto es que estos días el calor aprieta.

Con estas temperaturas los médicos hacen un llamamiento: “Hay que hidratarse” y es que, es bien sabido que la sudoración es mayor y que nuestro organismo pierde una parte del agua de la que está formado.

Por este motivo hay que beber más agua y tomar más frutas (por suerte las frutas de temporada son jugosas), recordaos que de ahora en adelante las fruterías se llenan de color gracias a melones, sandías, fresas, cerezas, melocotones, albaricoques, nectarinas, nísperos…. ¡Huuummmm, se me hace la boca agua!

Hay muchas formas de comer fruta, a los niños les encantará que les presentes la sandía cortada en porciones y con un palo de polo. Sencillo pero efectivo, pruébalo.

Hoy vamos a preparar una bebida fría que combina sandía, melón, soda y helado. Muy refrescante y deliciosa, anímate a prepararla.

REFRESCO DE SANDÍA Y HELADO DE YOGUR

Ingredientes:

  • 500 g de sandía
  • 500 g de melón
  • 60 g de azúcar
  • 3 dl de agua con gas o soda
  • ½ limón
  • 4 yogures griegos
  • Menta fresca

Preparación:

1. En un bol mezclamos los yogures griegos, lo tapamos y ejamos en el congelador hasta que se congele.

Mientras tanto, exprimimos el ½ limón. En un cazo al fuego ponemos el azúcar y 1 dl de agua. Lo dejamos en el fuego hasta que el azúcar se disuelva por completo. Removemos con una cuchara de palo y dejamos enfriar. Una vez frío añadimos el zumo de limón.

2. Con ayuda de un sacabocados hacemos bolitas de melón. Troceamos la sandía y le retiramos las pepitas. La colocamos en el vaso de la batidora junto al almíbar y el limón. Tritura y cuela.

3. Elige cuatro vasos altos, reparte en ellos las bolitas de melón. Añade el jugo de sandía y un chorro de agua con gas hasta 2/3 del vaso. Saca el helado de yogur del congelador y haz bolas con él. Coloca una en cada vaso. Decora con una rama de menta fresca y sírvelo bien frío.

Disfruta de tu refresco en buena compañía. Hasta la semana que viene.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

18 de mayo de 2017

Rellenos: la sorpresa está en el interior

 

En cocina me gusta jugar con “el factor sorpresa”, quizás por eso me gustan tanto las preparaciones rellenas. La parte externa nos atrae, pero el ingrediente estrella, ése que sorprende, hay que imaginarlo dentro. En ocasiones son rellenos encerrados y en otros, como estos pastelitos, está a la vista y supone un contraste muy atractivo.

Es claro el ejemplo del coulant de chocolate. Ese aspecto exterior compacto y ese interior líquido y caliente, deshaciéndose en nuestra boca… huuummmm, qué rico… creo que más adelante haremos una receta de coulant de chocolate, ¿qué os parece?

En casa me gusta jugar con las empanadillas, de una sola vez suelo hacer las clásicas de atún y aceitunas, otras de morcilla con piñones, de espinacas rehogadas, merluza desmigada con trocitos de pimiento de piquillo…. E incluso de nocilla… Una cena divertida en la que te la juegas con cada elección que haces de la bandeja.

Hoy vamos a preparar unos pastelitos de queso de cabra con un corazón contrastado, no sólo por su color sino también por el sabor y la textura. Para prepararlos utilizamos unos moldes pequeños de silicona.

Estos moldes resultan muy prácticos, se desmoldan de forma muy sencilla, pueden lavarse directamente en el lavavajillas, puedes usarlos tanto en el horno como el microondas. Pero nunca se deben de poner en contacto directo con el calor de la vitrocerámica y cuando desmoldes nunca utilices cuchillos ni puntas afiladas, porque se rompen más fácilmente que los moldes convencionales.

Pastelitos de queso de cabra con mermelada de pimiento

Ingredientes:

  • 150 g de queso fresco de cabra
  • 3 dl de leche
  • 1 sobre de cuajada en polvo
  • 150 g de pimiento rojo
  • 80 g de azúcar
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 0,5 dl de agua
  • Tomillo fresco

Preparación:

1. En primer lugar diluimos la cuajada en polvo en un poco de leche fría.

Ponemos un cazo al fuego con el resto de leche y el queso de cabra cortado en trozos. Mantenemos a fuego lento hasta que el queso se disuelva. Añade la leche con la cuajada disuelta y removemos hasta que vuelva a hervir. Rellenar con la mezcla unos moldes de silicona y poner en el frigorífico al menos 60 minutos hasta que cuaje la mezcla.

2. Mientras se solidifican los flanes de queso, vamos preparando la mermelada de pimiento, para ello limpia y corta el pimiento rojo en trozos. Los ponemos en un cazo al fuego con el azúcar, el vinagre y el agua. Mantenemos a fuego medio bajo durante 30 minutos hasta que se consuma el agua.

3. Retiramos el cazo del fuego y pasamos su contenido por la batidora.

Desmoldamos los pastelitos de queso. Montamos el plato rellenando el centro del queso con la mermelada. Adornamos con tomillo.

Hasta la semana que viene.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

Posts Anteriores

Por Mayte Rodríguez

css.php