Cocina con corazón » Recetas de:

Posts en la categoría 'Recetas de:'

23 de Marzo de 2017

Magdalenas con truco

 

En cocina no todo es lo que parece. Y ése es uno de los placeres de cocinar, y de comer, el mantener la capacidad de sorprenderse y disfrutar con sabores y combinaciones nuevas.

Los desayunos y meriendas más originales

Pocos pueden resistirse a unas magdalenas esponjosas, unas cookies crujientes o un mug recién horneado… Pero se puede introducir en ellos un ingrediente original: aceitunas.

Quizás, al principio, te resulte chocante, pero si lo piensas, el aceite de oliva está presente en tostadas, bizcochos y repostería con un resultado estupendo, entonces, ¿por qué no probar con las aceitunas?

Las diferentes variedades de aceitunas: Manzanilla, Carrasqueña, Gordal, Hojiblanca o Cacereña tienen algo en común: engloban los sabores básicos: dulce, salado, amargo y ácido. Esta curiosa característica hace que sean muy versátiles, y que las aceitunas puedan participar no sólo en la hora del aperitivo o de preparaciones saladas.

Como desde pequeña he sido muy dada a probar combinaciones nuevas y recetas distintas, mi madre me apoda “catacaldos”, así que para hacer honor al mote, hoy te propongo dos posibilidades para hacer magdalenas sorprendentes, ¿te atreves a probar?

Magdalenas con aceitunas negras

Ingredientes:

  • Aceitunas negras Hojiblanca
  • 100 g de harina de repostería
  • 5 g de levadura
  • 100 g de azúcar
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 35 ml de leche
  • 2 huevos

Preparación:

1.- Precalienta el horno a 200 ºC. Bate los huevos con el azúcar, añade la leche y el aceite y bate todo con unas varillas. Incorpora poco a poco la harina con la levadura y mezcla hasta que quede una mezcla homogénea.

2.- Corta las aceitunas e introdúcelas en el microondas hasta que queden deshidratadas, verás que quedan secas, entonces, añádelas a la masa.

3.- Reparte la masa entre las cápsulas de papel, hornea durante 20 minutos a 200 ºC.

Pruébalas y cuéntame, ¿son dulces o saladas?

Magdalenas saladas de espinacas y queso

Ingredientes:

  • 300 g de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 250 g de espinacas congeladas
  • 100 g de queso feta
  • 200 g de queso crema
  • 2,5 dl de leche
  • 1 dl de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal, perejil

Preparación:

1.- Precalienta el horno a 180 ºC. Descongela las espinacas y escúrrelas en un colador. Corta el queso feta en dados pequeños.

2.- En un bol mezcla la harina, la leche, los huevos, el aceite, el azúcar, la levadura y la sal con ayuda de un batidor eléctrico, hasta que quede una mezcla homogénea, sin grumos. Añade las espinacas troceadas y el queso feta, incorpóralos con una cuchara de madera.

3.- Rellena 12 moldes para magdalenas (antes úntalos con aceite de oliva) con la mezcla. Hornéalas durante 20 minutos. Mientras tanto, bate el queso crema con el perejil picado. Cuando las magdalenas estén listas, mete el queso en una manga pastelera y decóralas con él.

Espero que las disfrutes mucho, ¡Feliz Semana!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

16 de Marzo de 2017

Atún, el amigo de los niños

 

El atún llega ya a las pescaderías y se merece una buena acogida. Es el pescado azul más consumido en nuestro país. Se puede tomar durante todo el año en conserva (natural, en aceite de girasol, de oliva o escabeche) pero ahora que es fresco merece la pena jugar con él y preparar recetas sencillas y atractivas para que los niños coman pescado de temporada.

Una de las ventajas del atún es que su lomo es una carne firme y sin espinas, es recomendable quitar la parte más oscura, pues su sabor es más intenso y es probable que no guste a los niños.

Los expertos siempre nos recuerdan que la infancia es el momento en el que se conforman los hábitos que luego regularán nuestra vida y aquí están englobados también los hábitos alimentarios, por eso es tan importante a lo que les acostumbremos desde pequeños.

Hay niños, como mi querida Paula, que desde pequeña –seguro que influye que su madre, Sole, sea una excelente cocinera- comía fabada, pescado, verdura y legumbres como una campeona, pero no es lo normal. Es habitual que a los niños les cueste comer pescado fresco o verduras (sobre todo si son verdes).

Lo recomendable es que los niños coman 2 ó 3 veces pescado a la semana; lo ideal es alternar blanco y azul, pero dependerá de la temporada y de los gustos del niño.

Para incluir el atún en sus recetas las croquetas y los huevos rellenos les suelen encantar, estas dos preparaciones son una estupenda opción, al igual que esta receta que os propongo: las hamburguesas de atún y nos arriesgamos con una guarnición de berenjena, en dip, con todas sus propiedades nutritivas pero con una textura y aspecto muy agradable. Pruébalo, es un estupendo plato único para que los más pequeños de la familia coman bien y muy sano.

HAMBURGUESA DE ATÚN CON DIP DE BERENJENAS

Ingredientes:

  • 500 g de atún
  • 2 berenjenas
  • 1 huevo
  • 1 limón
  • 1 cucharada de pan rallado
  • Perejil
  • Sal
  • Pan frito para acompañar

Preparación:

1. Pica un poco de perejil y exprime el limón. Corta el atún en trozos muy pequeños. Ponlo todo junto en un bol junto a la yema de huevo batida, mézclalo bien. Si vais a tomar también los mayores, en vuestra parte enriquece el atún con jengibre fresco rallado, ajo picado y salsa de soja (está buenísimo), pero estos sabores son muy fuertes para los niños.

2. Añade el pan rallado para que pueda manejarse bien la masa con las manos y da forma a las hamburguesas. Pásalas por una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que queden bien hechas.

3. Para preparar el dip: corta las berenjenas por la mitad, haz cortes en forma de rejilla en la carne y coloca en un plato. Tápalas con la tapa del microondas y ásalas durante 6 minutos a la máxima potencia. Comprueba que la carne esté tierna, vacía las berenjenas con una cuchara y ponlo en el vaso de la batidora junto a medio tomate y un pellizco de sal. Bátelo hasta que quede homogéneo.

Sirve la hamburguesa con el puré de berenjena y el pan frito o tostado.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

2 de Marzo de 2017

Sobrevivir al tupper

Comer bien en la oficina todos los días no es tan sencillo: organizar los menús, preparar las recetas, la logística que implica….
No, fácil no es, pero desde luego no es imposible. Hay que reconocer que tiene sus ventajas: la dieta es más equilibrada, porque juegas con los ingredientes para que sean platos nutricionalmente completos: arroz con pollo, pasta con atún, patatas guisadas con calamares, legumbres estofadas con verduras y jamón, verduras con carne, pollo con ensalada… Las combinaciones son muchas y muy apetecibles.


Somos muchos los que comemos fuera de casa. Por eso, con el tiempo he ido haciendo un pequeño “Manual de Supervivencia” para que comer bien, sano, sin arruinarte -y no volverte loco en el intento- sea posible:

MANUAL DE SUPERVIVENCIA
1.- Planifica el menú para que cada día sea variado y equilibrado.
2.- Elige una bolsa o bolso adecuado, lo ideal es que el tupper vaya bien colocado y que no vaya dando vueltas por el bolso.
3.- Que el recipiente elegido cierre bien; parece obvio, pero realmente es una tragedia cuando la salsita rica-rica se sale por toooodo el bolso impregnando toooodo su contenido. (Esto os lo digo por experiencia).
4.- Elige, en la medida de lo posible, platos únicos y que las salsas no sean muy líquidas.
5.- Evita transportar las ensaladas aliñadas, quedan poco apetecibles después de unas horas; es mejor ponerles el aceite justo antes de comer.

Y una vez dicho esto, os sugiero esta receta que me encanta, es fácil y rápida de hacer (en 20 minutos está lista), tiene pocas calorías y aguanta fenomenal de un día para otro.
Las cantidades están calculadas para 4 personas, por lo que puedes prepararla para cenar y separar el tupper para la comida del día siguiente.

Cuscús de trigo integral con espárragos y guisantes
Ingredientes:
– 500 g de cuscús
– Agua
– 1 manojo de espárragos trigueros
– 200 g de guisantes (pueden ser congelados o en conserva)
– 50 g de mantequilla
– Sal y pimienta
– Unas hojas de menta

Preparación:


1.- Lava y limpia los espárragos trigueros, córtalos con la mano y desecha la base. Si los guisantes son congelados, cuécelos durante 10 minutos (puedes hacerlo al vapor o en una cazuela, directamente en el agua); pasado este tiempo, añade los espárragos, deja cocer 10 minutos más. Escurre y reserva.

2.- Coloca un cazo al fuego con 3 dl de agua y unas hojas de menta fresca. Añade el cuscús, sal y pimenta. Deja cocer hasta que el cuscús esté tierno (sigue las instrucciones del fabricante para calcular el tiempo). Una forma de saberlo es comprobar que el cuscús ha absorbido el agua. Retira las hojas de menta.

3.- Pica unas hojas de menta fresca. En una sartén al fuego funde la mantequilla y añade la menta picada, los guisantes y los espárragos. Saltéalos un par de minutos. Coloca el cuscús en el tupper y coloca en la parte de arriba las verduras. Puedes tomarlo caliente o frío.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

Posts Anteriores

Por Mayte Rodríguez

css.php