Cocina con corazón » Caprichos dulces ¡con muy pocas calorías!

Por Mayte Rodríguez
13 de abril de 2018

Caprichos dulces ¡con muy pocas calorías!

Sí, has leído bien. Puedes darte un capricho dulce, delicioso -y ligero- siempre que quieras, con muy pocas calorías. El postre no está reñido con la dieta y esta semana nos hemos propuesto demostrártelo.

Bocaditos de fresa y hierbabuena 

La fruta es una fiel aliada de las dietas bajas en calorías, pero también de unos hábitos sanos y equilibrados.

En general, la fruta, aporta a nuestro organismo agua, fibra y vitaminas en cantidades notables. En concreto las fresas tienen como principales componentes el agua y los hidratos de carbono, en concreto fructosa y glucosa. Su aporte en fibra es muy alto y también es importante su contenido en vitamina C.

Coloridos Helados

Nada más sencillo que cortar fruta de temporada y colocarla en moldes de polos junto a zumo de frutas natural o agua. Sabrosos, apetecibles y muy ligeros.

Panna cotta de té matcha

La macedonia de verduras es siempre una opción colorida y llena de vitaminas que acompaña a multitud de preparaciones o que constituye un postre en sí mismo.

Es una forma estupenda de que los niños coman fruta, sus colores y pequeño tamaño hace que les resulte atractiva y fácil de comer.

Brochetas de frutas

Para una merienda ligera juega con colores y formas diferentes y pínchalos en brochetas, si quieres, puedes servirlas con yogur batido. Una bomba de sabor que te aportará muy pocas calorías.

SOPA DE FRESONES CON FRUTA Y ESCARCHA DE HIERBABUENA

Esta llamativa preparación es un broche de oro para cualquier comida o cena con invitados. Quedarán impresionados tanto por su presentación como por el sabor y el contraste de texturas. Es muy fácil de hacer, sólo te llevará unos 30 minutos de tiempo y… no te lo podrás creer, ¡sólo aporta 140 calorías!

Ingredientes:

  • 400 g de fresones
  • 2 naranjas
  • 200 g de cerezas
  • ½ lima
  • ½ limón
  • 50 g de azúcar
  • Eneldo fresco
  • hierbabuena

Preparación:

 

  1.  En un cazo ponemos 1 dl de agua y disolvemos en ella 50 g de azúcar. Mantén a fuego medio hasta que hierva y el azúcar se disuelva por completo. Retira del fuego y deja enfriar.

 

 

2. En el vaso de la batidora ponemos el fresón, el almíbar obtenido en el paso 1, el zumo de los cítricos y tritura. Reserva. En otro cazo ponemos al fuego 1 dl de agua, cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y añade unas hojas de hierbabuena. Deja infusionar hasta que el agua se enfríe, cuela y mete en el congelador en una bandeja metálica hasta que se congele.

3. Deshuesa las cerezas y córtalas por la mitad. Corta las naranjas en gajos. Presenta el plato poniendo en el fondo la base de fresón, coloca encima las cerezas, los gajos de naranja, un poco de eneldo. Una vez que la menta esté congelada, raspa la superficie con una cuchara y corona con ella el plato.

Disfruta de estas dulces preparaciones ¡sin ningún tipo de remordimientos! y del placer de cocinar. ¡Feliz semana!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Aperitivos,Dulces,Mayte Rodríguez,Primeros

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


ocho − = 6

Trackback this post  |  Siga los comentarios en RSS

Por Mayte Rodríguez

css.php