Cocina con corazón » Ajustando presupuesto

Por Mayte Rodríguez
19 de enero de 2018

Ajustando presupuesto

Enero es el mes de los kilos de más y de “los dineros de menos”. Las fiestas han supuesto un gasto extra en la mayoría de los hogares y ha llegado el momento de ajustar el presupuesto. Desde la cocina también podemos ayudar a reducir el gasto; no siempre comer bien supone gastar mucho dinero en la compra.

Los expertos dan algunos consejos sencillos para ayudarnos a gastar menos o aprovechar mejor el presupuesto a la hora de llenar el carro de la compra.

  • Lleva una lista hecha desde casa, así evitarás caer en los lineales más cercanos al pasillo central (no siempre son los precios más económicos, de hecho suelen no serlo).
  • Comprueba precios y etiquetados. Lo barato, a veces sale caro, comprueba que compras lo que necesitas y productos que realmente vayas a usar.
  • Aprovecha las ofertas puntuales de tu mercado o supermercado habitual. En ocasiones, los puestos de mercado hacen “pack” con diferentes tipos de productos que, comprados juntos, suponen una rebaja del precio. Y en los super e hipermercados es habitual encontrar ofertas de 3×2 o 2ª unidad más barata.
  • Si haces una lista de menús semanales podrás ver qué ingredientes vas a necesitar y aprovechar aquellos que no vas a usar enteros.
  • Hay productos (como el pollo, por ejemplo), que salen más económicos si lo compras entero que por partes. Es fácil aprovechar cada una de ellas.

Congelar, una forma de ahorrar

En muchas ocasiones cocinamos más raciones de las que vamos a consumir, o simplemente, sobra.

Yo suelo hacer siempre un par de raciones de más, porque congelo y aprovecho para comer de “tupper” en la oficina entre semana. Es más sano y económico.

Para congelar de un modo realmente ventajoso sigue estas recomendaciones:

  • Aunque te haya sobrado mucha comida, congela siempre en raciones individuales.
  • Etiqueta todos los tupper o recipientes.
  • Lo que mejor se congela son: caldos, guisos, legumbres… en estos casos concretos, ponles un poco más de caldo de lo normal. Al descongelar quedarán más jugosos.
  • Evita congelar: patatas, pasta, arroz…. Los hidratos de carbono, por regla general no soportan bien el congelado doméstico. Fermentan rápidamente y luego no quedan ricos.


Aquí no se tira nada

Las croquetas, los canelones, la lasaña… Son claros ejemplos de que podemos aprovechar restos de otras preparaciones para realizar platos nuevos. Nadie notará que estás “reciclando” restos, sólo tú sabrás cuál es el secreto de esos platos tan ricos.

  • Croquetas: las croquetas tradicionales se suelen hacer con el morcillo sobrante del cocido, pero también puedes prepararlas con restos de queso, jamón, chorizo… En estos días seguro que has puesto aperitivos que han sobrado ya cortados, para evitar que se echen a perder, bastará con picarlos e incorporarlos a la bechamel de las croquetas.
  • Canelones y lasaña: al igual que en el caso anterior puedes aprovechar carnes no sólo de cocido, también de guisos y calderetas. Pero no te olvides de los pescados, en este caso mézclalos con una bechamel o salsa de tomate para que queden más jugosos. También puedes aprovechar verduras preparadas, por ejemplo las espinacas salteadas.
  • Albóndigas: los restos de pescado quedan muy bien en albóndigas. Mezcla el pescado desmigado limpio de piel y espinas con huevo batido y miga de pan mojada en leche. Alegra con hierbas y especias y prepárales una salsa con vino blanco. Buenísimas.
  • Huesos de pollo, jamón… y espinas y cabeza de pescado: ahí tienes una parte importante de la composición de los mejores caldos y fumet. Une a verduras como puerro, zanahorias, nabo… y tendrás la base de una sopa calentita y sabrosa para la cena.

Esta semana prepararemos unos contramuslos de pollo en salsa. Una receta sencilla, rápida (tardarás unos 40 minutos en prepararla) y sana. Además, de económica. Disfrútala en la mejor compañía.

POLLO CON SALSA

Ingredientes:

  • 800 g de contramuslos de pollo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • ½ lima
  • 2 guindillas
  • 1 hoja de laurel
  • Tomillo fresco
  • 1 cucharadita de miel
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

1. Salpimenta el pollo y píntalo con aceite. Pon una parrilla al fuego con el pollo y mantenlo hasta que se dore. Dale la vuelta, retira y reserva.

2. Pela y corta los dientes de ajo y la cebolla. Ponlos en el vaso de la batidora junto a las guindillas, la miel, el tomillo, los tomates, el zumo de la lima, sal y pimienta. Pasamos todo por la batidora hasta obtener una mezcla homogénea.3. Coloca la salsa resultante en una cazuela, pon los trozos de pollo dentro, añade la hoja de laurel y nuez moscada rallada. Déjalo cocer 10 minutos a fuego lento.

Disfruta de esta receta, muy sabrosa, sana y a muy buen precio. ¡Hasta la semana que viene!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Mayte Rodríguez,Segundos

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


7 − dos =

Trackback this post  |  Siga los comentarios en RSS

Por Mayte Rodríguez

css.php