Cocina con corazón » ¡Kilos fuera!

Por Mayte Rodríguez
15 de septiembre de 2017

¡Kilos fuera!

El temido momento ha llegado. Subir a la báscula después de las vacaciones, lo confieso, a mí me quita el sueño. Lo sé, he pecado: he comido todo lo que me gusta y me aprieta toda la ropa que me ponía antes de las vacaciones y me quedaba fenomenal.

Así que de nada valen las lamentaciones. Tomemos las riendas. Volver a nuestro peso anterior es posible, el secreto no es tal y controlar lo que comemos y hacer ejercicio suele ser la fórmula mágica.

Yo no soy partidaria de dietas milagro, ni ayunos, únicamente controlo lo que como. Cierto es que cada persona es diferente y que aquéllas que tienen algún problema médico tiene que ponerse en manos de un nutricionista antes de librar esta batalla.

Para mí uno de los problemas es la constancia. Soy muy perezosa con el ejercicio y siempre tengo un motivo para celebrar, y celebro con un vinito, un picoteo o un dulce con una facilidad pasmosa. Pero también sé que una vez hecha la excepción, vuelvo a retomar los buenos hábitos, así que te animo a que te unas a mí y que volvamos a las medidas de antes de las vacaciones.

Un error es caer en los platos monótonos: ensaladas y carnes o pescados a la plancha todos los días aburren a cualquiera. Hay cantidad de platos ligeros que podemos alternar para que nuestra batalla sea más sencilla y muy apetecible.

Realmente se puede estar a dieta y disfrutar comiendo, y eso te proponemos hoy con esta receta, igual te sorprenden algunos ingredientes, pero sólo tiene 190 calorías por ración.

MEJILLONES SABROSONES CON TOMATE Y APIO

Ingredientes:

  • 1,5 kilos de mejillones frescos
  • 1 kilo de tomates maduros
  • 1 rama de apio
  • 1 cucharadita de salsa Worcester
  • ½ guindilla
  • 1 dl de vodka
  • 1 limón
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

1. Escalda los tomates en agua hirviendo unos segundos para que pelarlos sea más sencillo. Pela, corta y tritura los tomates. Pon una cazuela al fuego con 3 cucharadas de aceite de oliva, el tomate triturado, el azúcar y un pellizco de sal y pimienta. Mantenlo en la cazuela tapada a fuego mínimo unos 50 minutos, hasta obtener un puré de tomate espeso, Remuévelo de vez en cuando y vigílalo, puedes dejarlo unos minutos más hasta que consigas la salsa a tu gusto.

2. Añade a la cazuela el vodka, el diente de ajo pelado y picado, la salsa Worcester, la guindilla picada, el zumo de limón y la rama de apio también picada (reserva las hojas), déjalo a fuego medio 5 minutos y tritura todo con ayuda de la batidora eléctrica, prueba la salsa y rectifica de sal y pimienta si fuera necesario. Deja la salsa en el mismo recipiente.

3. Lava y limpia los mejillones de barbas, pásalos por agua fría. Añade los mejillones a la cazuela con la salsa y colócala a fuego lento hasta que se abran los mejillones. Sirve los mejillones con la salsa y decora con las hojas de apio previamente reservadas.

Espero que disfrutéis de los mejillones y de la compañía. ¡Hasta la semana que viene!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Mayte Rodríguez,Primeros

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


+ ocho = 12

Trackback this post  |  Siga los comentarios en RSS

Por Mayte Rodríguez

css.php