Cocina con corazón » Salmón marinado al eneldo

Por Mayte Rodríguez
1 de diciembre de 2014

Salmón marinado al eneldo


fINAL-TRES

RECETA DE MAMEN

Vivi ha abierto la veda de las recetas navideñas… por eso yo os traigo una que nunca falta en mi mesa en estas fiestas. Es un plato que desde que mi querida Angela me la enseñó, lo preparo durante todo el año. Siempre que veo el salmón a buen precio no me resisto a comprarlo y marinarlo, es un plato que en casa nos encanta, y poder disponer de él en cualquier momento me salva de muchos apuros.

El salmón marinado resulta un estupendo aperitivo, pero también te resuelve cualquier cena. Lo puedes tomar solo, en tostas o como base de otras muchas recetas: en ensalada, huevos rellenos, blinis con salmón y nata agria, crepes rellenos de salmón con bechamel gratinados, como relleno de canelones o para añadir a cualquier pasta… Es tan versátil y tan sencillo que seguro que este año tampoco faltará en tus cenas familiares… ¡Sorprende a tus invitados con un plato muy fácil y delicioso!

INGREDIENTES

INGREDIENTES00

1 salmón noruego, 3  cucharadas soperas de azúcar y 3 de sal por kilo de salmón, 1 cucharada de eneldo (yo le pongo seco porque es más fácil de encontrar pero si lo tienes fresco mejor).

 

ELABORACIÓN

Lo primero que tienes que hacer es comprar un salmón de dos a tres kilos y pedir al pescadero que lo limpie como un libro, quitándole la cabeza y la espina. Son más económicos cuando los compras enteros o por medios si son demasiado grandes.

Una vez tengas el salmón entero y abierto, debes quitarle las espinas que se quedan dentro (las notas al tacto) con unas pinzas. Después simplemente tienes que mezclar bien en un bol la sal, el azúcar y el eneldo en cantidades que dependerán del peso de la pieza sin cabeza ni espina (el que yo he preparado pesaba entero 2 k pero como pierde peso al limpiarlo puse 5 cucharadas de sal, 5 de azúcar y una y media de eneldo). Disponer el salmón en una fuente y con ayuda de una cuchara cubrir el salmón con la mezcla.

PASO-1Cerrar el salmón, taparlo con un papel film y ahora llega lo más difícil…  encontrar un hueco en la nevera y meterlo con mucho peso encima, yo le pongo brik de leche o caldo, y dejarlo así durante dos días.

PASO-2Una vez pasado ese tiempo el salmón habrá soltado en la fuente el agua que al mezclarse con el azúcar tendrá una consistencia de almíbar, tirarla y retirar el salmón. Con ayuda de unas tijeras de cocina, separar los dos lomos y con un cuchillo bien afilado cortar en lonchas finas.

PASO-3

Al ser un plato de pescado crudo hay que tener cuidado con el anisakis por lo que se debe congelar antes de marinarlo o después, aunque si el salmón es criado en los Fiordos de Noruega la preocupación es practicamente nula ya que todas las pruebas que les hacen, más de 12.000 al año, siempre han dado negativo en anisakis. Pero si lo vas a congelar cortalo, ponlo en un recipiente bien cerrado y congelalo en pequeñas porciones, así podrás disponer de él siempre que quieras.

SALMON-FINALSi lo guardas en un tarro hermético con un poco de aceite de oliva en la nevera dura más de una semana.

Sírvelo solo, o con unas gotas de zumo de limón o lima… a mí me gusta en tostas con un poco de mayonesa o queso crema, pero también le puedes poner cebolla y huevo duro picado. De cualquier maneras resulta delicioso.

SALMON-ROJO01

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Aperitivos,Primeros,Segundos,Vivi y Mamen

1 Comentario

  • 1. Vivi | 1 de diciembre de 2014 a las 12:13

    Ole, ole y ole, esta es Mimamen!!!. Por fin voy a tener la receta sin tener que llamarte cada vez que quiero hacerla.
    Es una forma exquisita de preparar el salmón y que no debe faltar en la mesa de Navidad ni en la de todo el año.

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


+ seis = 10

Trackback this post  |  Siga los comentarios en RSS

Por Mayte Rodríguez

css.php