Cocina con corazón » Sorbete tropical de sandía y piña bajo mi sombrilla

Por Mayte Rodríguez
21 de agosto de 2014

Sorbete tropical de sandía y piña bajo mi sombrilla

Sorbete-tropical-de-sandía-y-piña01

Hoy estoy delante del ordenador escribiendo la receta del jueves a un día de, por fin, estar tumbado en la playita como muchos de vosotros ahora o como otros muchos hace unos días.

Después de un año duro de sacrificios propios y tropelías ajenas, nos merecemos que la mente y el cuerpo descansen en estos días de calma chicha que suelen preceder a la tormenta del nuevo curso que comienza en septiembre. De momento… sorbete tropical de sandía y piña.

SORBETE TROPICAL DE SANDÍA Y PIÑA

  • 1 sandía mediana
  • 175 ml. de zumo piña frío
  • 100 ml. de ginger ale frío
  • 3 limones grandes
  • 125 ml. de granadina (opcional)
  • 1 clara de huevo

Sorbete-tropical-de-sandía-y-piña02Corta en dados la sandía sin pepitas ni piel. Bate en una licuadora la fruta, los zumos de piña y limón, el ginger ale y granadina hasta que quede una mezcla suave. Vierte en una heladera y mete al congelador durante unos 35 minutos.

Coloca la mezcla en copas o cuencos pequeños y sirve. Si le quieres dar un toque de alcohol, puedes reemplazar el ginger ale con ron dorado.

Si no tienes heladedera o sorbetera, aquí va el método casero:

1.- Mete la mezcla en un recipiente de acero inoxidable más ancho que alto. Si no dispones de él, vale uno de plástico, aunque la congelación tardará un poco más. Cubre el recipiente con su tapa o con papel film y déjalo en el congelador 1 hora.

2. Bate la mezcla cada 30-45 minutos durante 2 o 3 horas.

3. Transcurrido este tiempo, saca el recipiente del congelador y con unas varillas o una batidora eléctrica rompe los cristales de hielo que se hayan formado.

Sorbete-tropical-de-sandía-y-piña03

4. Vuelve a meter en el congelador y bate con las varillas cada 30 o 45 minutos durante las siguientes dos o tres horas. Este paso es muy importante para la cremosidad final del helado o sorbete. A la última batida incorporaremos una clara de huevo a punto de nieve.

5. Si quieres añadir tropezones o adornos en la superficie, éste es el momento: la mezcla comienza a estar congelada, aunque no no lo suficiente como para formar bolas, y se pueden añadir trozos de galletas o frutas, frutos secos, chips de chocolate..) incrustándolos en el helado removiendo bien con una espátula para que queden bien distribuidos.

6. Es el momento de pasar el helado a un tupper de plástico pegando a la superficie del helado el suficiente papel film como para cubrirla y evitar así que coja olores en el congelador. Tapa herméticamente y conserva hasta su consumo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Juan Pedro Burgueño

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


cuatro − 3 =

Trackback this post  |  Siga los comentarios en RSS

Por Mayte Rodríguez

css.php