Cocina con corazón

Cocina con corazón

31 de marzo de 2015

Risotto de boletus… auténtico sabor de Italia

RISOTTO-FINAL-01LA RECETA DE VIVI Y MAMEN

Hace unos días mi querido Daniel cumplió 18 años y por ese motivo su familia le organizó una fiesta sorpresa. Ésta empezo con una cena en La Academia del Gusto, donde nos ofrecieron un show cooking de risottos, uno de fresa y otro de boletus. Este plato que a Vivi le sale genial, a mí se me resistía… y ya por fin he conseguido encontrar la clave para que salga perfecto. Hay varios puntos importantes, uno de ellos, utilizar el arroz adecuado. Éste tiene que tener más almidón que el normal, imprescindible para que coja mejor la textura melosa. Otro punto importante es hacerlo totalmente al contrario que una paella, ya que ésta se elabora echando el caldo medido y sin remover, mientras que para hacer risotto el caldo se va añadiendo poco a poco y se va removiendo.

Aprovechando que Vivi ha venido a pasar unos días a Madrid y que a ella este plato le sale de diez, he decidido que era el momento de poner en marcha mis nuevos conocimientos y preparar un risotto siguiendo las indicaciones de Enrica Barni, una chef italiana de pura cepa que su mayor preocupación es que conozcamos la verdadera cocina italiana, y la supervisión de mi querida amiga Vivi. Por eso este post es de las dos, fue un verdadero mano a mano en la preparación y en las risas que nos echamos.

Para lo primero que le pedí ayuda a Vivi fue para conseguir el arroz arboreo, el mejor para esta elaboración junto con el carnaroli, que como son italianos tienen fama de ser dificiles de encontrar y además caros. Ella me dio la solución, y no puede ser más sencilla… desde hace poco lo puedes comprar en los supermercados Día. Un acierto ir allí, porque descubrimos otro producto que también fue clave para que el risotto saliera espectacular, una sal con trufa y aceituna, ideal para que además de tener todo el sabor del boletus cogiera un toque a trufa que a todos nos encantó.

Y ahora vamos con la receta. ¡Toma nota!

INGREDIENTES para 4 personas

INGREDIENTES-RISOTTO350 g de arroz arboreo o carnaroli
300 g de boletus (yo le puse unos que tenía congelados, pero también le puedes poner de los deshidratados que venden secos o sustiuirlos por cualquier otra seta o champiñón)
1 cebolla (si es pequeña poner una cebolla y media)
litro y cuarto de caldo de verduras
aceite de oliva
3 cucharadas soperas de mantequilla
1 copa de vino blanco
60 g de queso parmesano rallado
una pizca de sal de trufa de Día

ELABORACIÓN

Lo primero que se hace para la preparación de cualquier risotto es un sofrito de cebolla y el ingrediente que vaya a dar sabor al arroz.

Picar la cebolla y el boletus. En una cazuela poner un chorro de aceite de oliva, pochar la cebolla con un poco de sal de trufa para que aromatice el plato y ayude a soltar el agua a la cebolla. Cuando ésta empiece a estar transparente añadir los boletus troceados y rehogar, dejar dos minutos y añadir el arroz, remover otros dos minutos. Incorporar la copa de vino, dar vueltas al arroz junto con el vino blanco y empezar a añadir el caldo de verduras removiendo para que se junte el caldo con el arroz. Nosotras le pusimos caldo del que venden envasado que previamente habíamos puesto a cocer junto con unos pocos boletus deshidratados para que tuviera también sabor a boletus y además estuviera caliente. Este proceso es continuo y punto clave junto con la selección del arroz para que al terminar el plato tenga una textura melosa.

MONTAJE-PASO-A-PASO

Según el caldo se va consumiendo, se vuelve a añadir y se vuelve a remover para que suelte el almidón pero teniendo mucho cuidado que no se pegue ya que el almidón pesa menos que el caldo y si no se mueve éste se va al fondo y se pega.

Pasados unos 25 minutos y consumido más o menos litro y cuarto de caldo, el arroz estará listo. Comprueba si está a tu gusto el punto del arroz (yo lo prefiero un poco entero a pasado, pero lo mejor es servirlo en su punto). Apagar el fuego.

En este momento Vivi le suele añadir un chorro de nata, pero seguimos las indicaciones de Enrica (ella dice que los italianos nunca le ponen ese lácteo) incorporando solo la mantequilla y el queso parmesano rallado. Remover bien para que se mezclen todos los ingredientes, comprobar el punto de sal y servir caliente.

Truco: Este plato, si lo haces con caldo de verdura del que venden envasado, hay que prepararlo con muy poca sal. Tiene que estar un poco soso antes de añadir el queso rallado, que le aporta mucho sabor.

Esperamos que os guste, en casa fue un éxito… y yo por fin conseguí no destrozar un risotto.

RISOTTO-FINAL

Y como no podía ser de otra manera le pedimos toda la familia a Vivi que nos preparase sus deliciosos donut caseros. Ella nos sorprendió con unos de glaseado normal de azúcar glass y leche, y otros de delicioso chocolate. ¡¡Ummm, riquísimos!!donuts-caseros



Añadir comentario

26 de marzo de 2015

Potaje de bacalao

Potaje-de-garbanzos0

LA RECETA DE MAMEN

La Semana Santa me gusta… disfruto de unas mini vacaciones que sientan genial y además no sé por qué, si lo puedo hacer todo el año, pero es cuando preparo dos de mis platos favoritos: las torrijas, que ya hice en el anterior post, y un delicioso potaje de garbanzos con verduras y bacalao. Y si las torrijas siempre son “pocas”, de este guiso siempre me quedo corta, y no es porque haga menos cantidad que de otros platos de cuchara, es que repiten tanto que un día se van a poner malos.

Para que tu familia también repita aquí os dejo mi receta de potaje… espero que os guste.

INGREDIENTES

ingredientes00300 g de garbanzos
400 g de bacalao La Sirena
2 zanahorias
1 cebolla
1 puerro
1 ajo
300 g de espinacas
2 huevos
harina
aceite de oliva
1 cucharadita de pimentón
sal

ELABORACIÓN

Poner los garbanzos en remojo la noche anterior en agua templada y sal y pasadas un mínimo 12 h cocerlos con la cebolla, el puerro y una zanahoria entera, la otra ponerla cortada en cuadraditos. Puedes cocinarlos en cazuela (1 hora y media) o en la olla express (35 minutos) con agua y sal.

garbanzos011

A parte cortar en trozos pequeños el bacalo, pasarlo por harina y freírlo.

Pelar y cortar el ajo y media cebolla, sofreír en una sartén con una cucharada de aceite de oliva, añadir el pimentón y 1 cucharadita de harina.

Cocer los huevos, pelar y picar.

Limpiar, trocear y lavar las espinacas y cocerlas en agua con sal durante cinco minutos. Sacar, escurrir y reservar.

Cuando los garbanzos estén tiernos retirar la cebolla, el puerro y la zanahoria entera, triturar estas verduras con la ayuda de una batidora e incorporar el puré resultante a los garbanzos, añadir también el bacalao, las espinacas cocidas y el sofrito de ajo y cebolla y el huevo picado. Remover bien, dejar cocer el conjunto durante 15 minutos a fuego lento y servir caliente. ¡Rico, rico!

TRUCO: Si te apetece comer potaje pero te olvidaste de poner los garbanzos en agua, no te preocupes puedes poner garbanzos en conserva cocidos. Cuece las verduras, tritúralas y el resto solo tendrás que seguir la receta. Si te falta caldo, añade caldo de verduras casero o de tetrabrik. Tendrás un plato 10 en sólo 10 minutos.

CONSEJO: Si tienes algún celiaco en casa, sustituye la harina de trigo por harina de maíz, tanto en el sofrito de ajo y cebolla, como para enharinar el bacalao al freírlo.

Potaje-de-garbanzosff



3 comentarios

23 de marzo de 2015

Crêpes dulces, salados, de postre, de cena…

portada

LA RECETA DE VIVI

Hoy te voy a dar una receta que es tan fácil y tan versátil que te vas a hartar de hacerla, los crêpes. Los puedes hacer dulces o salados, te solucionan una cena rápida, un postre o una merienda. Simplemente varías el relleno y tendrás un montón de platos diferentes. Además, se pueden tomar igual fríos que calientes y seguro que tendrás los ingredientes necesarios en casa: harina, huevos, leche y mantequilla.

Mis rellenos salados favoritos son el jamón y queso con champiñones y cuando sobra relleno de la lasaña dentro de una crêpe está delicioso.

Rellenos dulces: simplemente con azúcar, mermelada, dulce de leche, cualquier fruta: plátano, manzana en compota o caramelizada, etc. Como ves, las variaciones son infinitas, al tratarse de una masa tan fina y ligera cualquier cosa que le pongas va a ganar en el plato.

Yo he elegido fresas con nata líquida, una maravilla.

Ingredientes

200 grs. de harina de trigo
500 ml de leche entera o desnatada
50 grs. de mantequilla derretida y enfriada
4 huevos
1 cucharadita de azúcar, si las vas a rellenar de algo salado puedes obviarlo aunque a mi me gusta ponerlo.
1 cucharadita de sal
1 buen chorro de coñac o Pedro Ximénez o cualquier licor que tengas en casa
1 poco de mantequilla para la sartén.

Elaboración

Mezcla la mantequilla con el azúcar y añade los huevos uno a uno.

Añade la harina junto con la sal.

Pon la leche y el coñac o el licor que más te guste.

Tiene que quedar una masa bastante líquida pero sin grumos.

masa

Ponlo en un bol y tápalo con papel film, debes dejarlo reposar mínimo una hora pero puedes tenerlo preparado desde la noche anterior si vas a hacerlas para el desayuno. Simplemente cuando saques la masa de la nevera, bátelo con un batidora de mano para que se integren los ingredientes de nuevo.

Pon un poco de mantequilla en la sartén y cuando esté caliente echa un cazo de masa en el centro y extiende con una espátula o moviendo la sartén hacia los lados para repartir la masa. Tiene que quedar muy fina, si te has pasado quita el exceso de masa.

elaboracion

Cuando empiezan a salir burbujas en la superficie es el momento de darle la vuelta y añadir el relleno si quieres que se haga a la vez.

¡¡Que aproveche!!

final



1 comentario

Mamen vive en Madrid y tiene raíces andaluzas, le encanta el salado y los buenos platos. En Barcelona está Vivi, una experta en repostería. Les une la pasión que ponen en la cocina, aderezada con buen humor y mucho amor. En Diez Minutos os invitamos a compartir con ellas el placer del buen comer con trucos y recetas sencillas o muy elaboradas, cocina tradicional o creativa; de nuestra tierra o con toques exóticos...

css.php