Cocina con corazón

1 de septiembre de 2014

Sorbete de corazón de melón, melón, melón

Helado de melón

Hoy me he puesto a escuchar música intentando inspirarme para la receta de este blog y ha sido un clásico de la música cubana, ‘Corazón de melón‘, la que me ha dado la idea para la elaboración. Corazón, como el nombre de este pequeño espacio, de melón, esa deliciosa fruta veraniega que, ya sabéis, por la mañana oro, por la tarde plata y por la noche mata.

Rosemary-Clooney,-George-Clooney,-Hermanas-Benítez-y-CantinflasLa versión que escucho en en estos momentos de esta perla musical, compuesta en 1957 por los hermanos Rigual (su otro hit es ‘Cuando calienta el sol’), no es la que cantaban las  famosas Hermanas Benítez  en ‘Sube y baja’, aquella mítica peli de 1958 de Cantinflas en la que el actor intenta enamorar con la mirada a Tere Velázquez mientras suena el chachachá, sino la que interpretó Rosemary Clooney, tía de George Clooney (el actor trabajó con ella en sus inicios), al compás de la orquesta del cubano Dámaso Pérez Prado, el rey del mambo (‘Qué rico el mambo’ y ‘Mambo nº 5) y precursor del chachachá. 

Rosemary, casada con el cubano José Ferrer, tenía predilección por el swing y alcanzó la fama tras grabar un par de duetos con Frank Sinatra. Luego tuvo su propio show televisivo y participó en varias películas junto a Bing Crosby y Danny Kaye. Su mejor disco fue ‘Blue Rose’ bajo la batuta de Duke Ellington.

SORBETE DE MELÓN

  • 600 gr. en cubos de melón (o sandía)
  • 3 cucharadas de zumo de limón recién exprimido
  • 2 cucharadas de vodka
  • 250 gr. de azúcar glass

Coloca el melón en el tazón de un procesador de alimentos y bate hasta que quede suave. Añade el zumo de limón, el vodka y el azúcar y bate durante otros 30 segundos. Si lo vas a hacer en una heladera, mételo en la nevera durante una hora hasta que alcance los 4 grados y luego traspásalo al procesar de helado .

Cuando esté finalizado, pasa el helado a un recipiente hermético y mete en el congelador 3-4 horas antes de servir.

Si no tienes heladera, te dejo los pasos del método artesanal que ya os relaté en la receta de sandía de hace unos días.

1.- Mete la mezcla en un recipiente de acero inoxidable más ancho que alto. Si no dispones de él, vale uno de plástico, aunque la congelación tardará un poco más. Cubre el recipiente con su tapa o con papel film y déjalo en el congelador 1 hora.

Helado-de-melón02

2. Bate la mezcla cada 30-45 minutos durante 2 o 3 horas.

3. Transcurrido este tiempo, saca el recipiente del congelador y con unas varillas o una batidora eléctrica rompe los cristales de hielo que se hayan formado.

4. Vuelve a meter en el congelador y bate con las varillas cada 30 o 45 minutos durante las siguientes dos o tres horas. Este paso es muy importante para la cremosidad final del helado o sorbete. A la última batida incorporaremos una clara de huevo a punto de nieve.

5. Si quieres añadir tropezones o adornos en la superficie, éste es el momento: la mezcla comienza a estar congelada, aunque no no lo suficiente como para formar bolas, y se pueden añadir trozos de galletas o frutas, frutos secos, chips de chocolate..) incrustándolos en el helado removiendo bien con una espátula para que queden bien distribuidos.

6. Es el momento de pasar el helado a un tupper de plástico pegando a la superficie del helado el suficiente papel film como para cubrirla y evitar así que coja olores en el congelador. Tapa herméticamente y conserva hasta su consumo.



Añadir comentario

28 de agosto de 2014

Ensalada americana de pasta para resolver en un pispás

Ensalada-americana-de-pasta

Hoy os traigo una ensalada súper rápida al más puro estilo americano, fresca, aderezada con una salsa, con pasta y muchos vegetales. Una delicia para tomar recién sacada de la nevera con el toque distinto de un aderezo que no es el habitual de aceite y vinagre, sino de mayonesa, mostaza, crema agria

Y para darle frescor, tomate, apio, cebolla… y todo lo que se te ocurra.

ENSALADA AMERICANA DE PASTA (6 pax.)

  • 280 gr. de pasta cocida y escurrida
  • 35 gr. de apio en trocitos
  • 25 gr. de cebolla roja picada, empapada en agua fría durante 5 minutos, se drenó
  • 5 gr. de perejil picado
  • 75 gr. de tomate
  • 120 gr. de mayonesa
  • ¾ cucharadita de mostaza en polvo
  • 1 ½ cucharadita de azúcar
  • 25 ml. de vinagre de manzana
  • 35 gr. de crema agria
  • Sal y pimienta negra recién molida

Ensalada-americana-de-pasta03

Mezcla en un bol grande la pasta, el apio, la cebolla en juliana (mójala en agua 5 minutos para aligerarla), el perejil picadito y el tomate en cubitos.
En un tazón pequeño, mezcle la mayonesa, la mostaza, el azúcar, el vinagre, la crema agria y la sal.
Vierte el aderezo sobre la ensalada y revuelve bien para que se mezcle. Salpimienta al gusto. Mete a la nevera a enfriar hasta la hora de servir. Esta ensalada te durará hasta tres días refrigerada bien tapada en un tupper o en el bol con papel film.

Ensalada-americana-de-pasta04



Añadir comentario

25 de agosto de 2014

Pimientos de piquillo con un relleno cremoso de atún y queso

Pimientos-de-piquillo-rellenos-de-atún01

Si hay algún producto de la tierra que nos dé mucho juego para experimentar con él en primeros platos, guarniciones, pinchos, salsas, etc… ése es el pimiento y si además es de piquillo, ya ni os cuento.

Esta variedad cien por cien española es maravillosa, aunque siempre que sea de calidad porque hay algunos pimientos piratas envasados que sólo sirven para hacer salsas y a veces ni eso. En este producto, yo prefiero no especular con el precio: miro la lata y si es denominación de origen Lodosa, me lo compro y me evito sorpresas.

Pimientos de piquilloLa infinidad de recetas que admiten los pimientos de piquillo no cabrían en esta entrada, ya que podemos rellenarlos con los ingredientes que se te ocurran, elaborarlos en frío o en caliente, con salsa, con rebozado, como plato, como pincho… Los de hoy son muy sencillos y sólo tienen un toque de horno al final para templarlos y que el relleno se deshaga en el interior.

PIMIENTOS DE PIQUILLO RELLENOS DE ATÚN, SURIMI Y QUESITOS

  • Un bote de 250 ml. de pimientos del piquillo de Lodosa (unas 12 unidades)
  • 200 gr. de atún en aceite de oliva (dos latas)
  • Media docena de palitos de cangrejo
  • 1 caja de quesitos
  • Unas hojas de lechuga (opcional)

PARA LA SALSA

  • 200 ml de nata
  • Tomate frito
  • Aceite de las conservas de atún
  • Caldo de la conserva de los pimientos
  • Orégano
  • Sal y pimienta

Pimientos-de-piquillo-rellenos-de-atún04Escurre los pimientos reservando el caldo y dos de ellos para la salsa. Mezcla en un bol el atún escurrido, cuyo aceite habrás reservado en una tacita, con los quesitos. Usa tantas porciones como creas necesarias para obtener una pasta que luego se fundirá en el horno y quedará muy cremosa, así que tampoco importa que quede todo perfectamente triturado y ligado en este primer mix.

Suma un chorro de salsa de tomate y un poco de líquido de los pimientos para aligerar la mezcla.

Personalmente no me gusta la lechuga cocinada, así que por eso os he puesto que era opcional. Para mí sería un ingrediente perfecto para darle un poco de frescor al relleno en frío, pero dado que los pimientos irán finalmente al horno, dejo abierta la opción de que la uséis o no. Si es que sí, pícala muy finita junto con los palitos y suma ambos ingredientes a la pasta de atún, quesitos y tomate.

Pimientos-de-piquillo-rellenos-de-atún05

Procede a rellenar los pimientos uno a uno con la mezcla: forma un pequeño cono con una mano para que no se te escurra, abre la boca y mete la pasta con una cucharilla con cuidado de que no se rompan. Si el relleno te gusta batido y has pasado la mezcla por una picadora, el relleno puede realizarse más cómodamente con una manga pastelera.

Para elaborar la salsa, bate la nata, los dos pimientos reservados, el líquido de los pimientos sobrante, un poco de aceite del atún, el orégano y un poco más de salsa de tomate. Salpimenta mientras bates.

Precalienta el horno a 180ª. Cubre la base de una fuente de horno con la salsa, coloca encima los pimientos rellenos y hornea hasta que la salsa hierva, unos 10-15 minutos.



Añadir comentario

Lo confieso: soy un marido infiel que acude a este blog para airear sus escarceos más íntimos. Mi amante se llama Cocina y mi mujer no sólo la conoce, ¡la adora! La base de esta idílica relación es el amor, el único ingrediente que no se compra. Con él os propongo compartir mi “Cocina con corazón”, que es como la vida misma: dulce, salada, amarga, ácida y… picante.